¡A jugar en casa! 5 opciones divertidas

¡A jugar en casa! 5 opciones divertidas

1. Mini Golf

¿Nos construimos un mini golf en la sala? Necesitamos latas, a las que pegaremos un banderín de papel por detrás con el número de hoyo; también necesitamos una pelotita de ping pong o similar, y para hacer el palo, usaremos un tubo de papel largo con un óvalo de cartón pegado en la punta. Si no conseguís un tubo largo, podes probar con escobas de juguete, raquetas, etc. Podes ver en detalle cómo hacer los palos en el enlace que está debajo de la imagen.


Fuente: The Craft Train

2. Lanzamiento de aviones

He aquí un juego para niños en casa que combina el tiro al blanco con el lanzamiento de avioncitos de papel. Con una cartulina podes preparar un tablero con agujeros por el que los peques deberán hacer pasar sus aviones. Podes darle un puntaje a cada agujero, y colgar el tablero en una puerta.


Fuente: How Does She

3. Laberinto de rayos láser

Este juego es perfecto para hacer en casa, si tenéis un corredor como el de la foto. ¿Os acordáis de los laberintos de rayos láser que se ven en las pelis de espías? Podemos hacerlos en casa pegando tiras de papel de un lado al otro de la pared, usando cinta de carrocero. Es conveniente que las tiras sean de papel pinocho para que tengan cierta flexibilidad y no se despeguen ni bien las tocamos. Los peques deberán llegar de un lado al otro del corredor sin despegar ni romper ninguna cinta.


Fuente: Brassy Apple

4. Juego de contar historias

¿Conoces los juegos de contar historias? Se trata de un juego compuesto por piezas con imágenes: cada participante debe ir cogiendo piezas al azar e ir inventando una historia sobre la marcha, dejándose guiar por las imágenes que le van tocando. Se pueden hacer dibujando sobre piezas de cartón, piedras, o incluso recortando imágenes de revistas y pegándolas sobre una cartulina.


Fuente: Peque Ocio

5. Carrera de pompones

Necesitamos pajitas, pompones (o bolitas de papel) y un poco de washi tape o cinta de carrocero para marcar en la mesa la línea de salida y la línea de meta. Se puede jugar de dos maneras, según el espacio que tengáis. Si la mesa es amplia se puede correr una carrera entre dos o más participantes, si es más pequeña jugará un participante a la vez, y ganará quien consiga llevar más pompones más allá de la línea de meta, solo soplando por la pajita y sin usar las manos.


Fuente: PagingFunMums

 En este caso se trata de una carrera donde cada participante deberá empujar su pelotita de ping pong hasta uno de los vasos pegados al borde de la mesa con celo, soplando a través de un tubo de cartón. Gana el primero que logra embocar la pelotita.


Fuente: Thinking.IQ

Ver articulos relacionados


Ver articulos de niñas, niños, niñes

TAGS:

Compartir:

Post Relacionados